Imagina conducir tu Vespa, sentir el aire ronzando tu piel, y también sientes un rico olor… ¿A qué huele? Huele a ‘pescaito’ frito, a adobo, croquetas… ¡Qué hambre! Es la hora de cenar y ¿Aún no sabes dónde ir? Sevilla goza de clásicos restaurantes con gran historia que mantienen la esencia de la gastronomía sevillana. Estos son algunos de ellos donde disfrutar de deliciosos platos:

Casa Palacios

Fundada en 1926, Casa Palacios ofrece una doble posibilidad a la hora de consumir, ya que cumple, por un lado, la función de bar clásico en el que pedir tapas y medias raciones, pero a la vez se trata de una tienda.

Este restaurante se encuentra en calle Progreso nº7, muy cerca del característico Parque María Luísa, por el que combinar un paseo a la ‘fresquita’ con una relajante comida.

Fuente: Yelpcdn.

 

Bodega La Aurora

Este bar ha pasado por cinco generaciones de hosteleros manteniendo en todo momento la calidad del producto.

Tapas, cerveza y vino son los protagonistas de esta bodega que es mantenida con tanta dedicación. Si vas a este lugar, no puedes olvidarte de probar su plato más típico que es el ‘Chorizo al infierno’.

Se encuentra en la calle Pérez Galdós, un lugar para disfrutar de los encantos del centro de Sevilla.

Fuente: Sevilla ABC

 

Bodeguita Blanco Cerrillo

Pura tradición es lo que se palpa en el ambiente del restaurante Blanco Cerrillo. Se trata de un local de pocos metros cuadrados, pero es el lugar de referencia del tapeo en Sevilla.

Este restaurante especializado en tapas mantiene su esencia tradicional tanto en la estética como en los productos que sirve. Encuéntralo en calle José de Velilla, nº1.

Fuente: Sevilla ABC

 

Bodega Casa Mateo

Exquisitos platos como las gambas cocidas, el queso en aceite y la mojama de Barbate pueden saborearse en esta bodega que comenzó siendo un despacho de vinos de Valdepeñas a granel que poco a poco dio un cambio y se convirtió en lo que es en la actualidad.

Recuerda probar su mítico bacalao elaborado con una receta muy particular.

Fuente: Sevilla ABC

El Rinconcillo

Se trata del restaurante más antiguo de Sevilla, fundado en 1670. Más de 300 años elaborando sus especialidades y aún mantiene su esencia con pequeños detalles como, por ejemplo, apuntar la cuenta en la barra con tiza.

Una curiosidad sobre este bar es que fue escenario del mítico anuncio de Ponche Caballero protagonizado por las Azúcar Moreno. Se encuentra haciendo esquina en calle Gerona, un lugar muy céntrico al que ir en Vespa siempre es una opción acertada.

Fuente: Bares Autenticos

 

Aquí tienes algunos de los restaurantes más míticos de Sevilla donde gozar de una exquisita experiencia gastronómica y aprovechar para sacar a pasear tu Vespa. ¿Qué te parece el plan?